Buscar
  • Nereida Rodríguez

¿Cómo preparar tu sesión Belly Painting?

Actualizado: abr 17


A veces con las prisas se me olvida darle alguna que otra indicación a las mamis y me encuentro con que yo misma me he olvidado de comentarles lo más importante;

¡¡NO SE PONGAN CREMA NI ACEITES EN LA TRIPITA EL DÍA DE LA SESIÓN!!

Hará que la pintura no se adhiera bien a la piel y tardaré el doble en pintar, más que los trazos se quedan irregulares y la masa de color no es tan compacta.

Si tú también estás pensando en hacerte tu sesión de Belly Painting en la etapa más bonita de tu embarazo, no olvides leer este post.

1. ¿Ya has llegado a tener suficiente tripita?

Pues es momento de plantearte pedir cita.

Normalmente aconsejo que sea a partir de las 30 semanas de gestación, pero si estás embarazada de gemelos, es tu segundo embarazo, o tu bebé está creciendo muy aprisa puedes planteártelo hacerlo un poco antes.

Con avisarme con 15 días de antelación o incluso 20 suele ser perfecto. Reserva tu cita con tiempo.

2. Piensa en qué dibujo te gustaría hacerte y qué tipo de sesión te gustaría.

No tienes porqué haberlo visto antes en ninguna barriga, ni si quiera en las tipicas fotos que encuentras en google poniendo en el buscador "Belly Painting para embarazada". Piensa que mientras más personal y original, mejor.

Existen sesiones diferentes. Puedes escoger por la de neón, más elegante y diferente, por el belly clásico y plantear la sesión en la playa o en el estudio, El belly lettering ideal para anunciar algo divertido o quedarte con algunas palabras memorables, El belly mum & me (para mamis e hijos) o para parejas incluso. Puedes pillar la eco más alucinante de tu bebé y ¡maquillártelo en la barriga!.

Me encantan los mandalas o dibujos étnicos. ¡Seguro que tú también tienes tu estilo y te gustaría plasmarlo en tu barriguita!!

3. ¿Qué ponerte para las fotos?

Desde falda larga a pantalón ancho, unos leggins, unos vaqueros por debajo de la tripa, un bikini (si es en la playa) lo que sea, pero que estés cómoda.

Puedes sentirte guapa y buscar un kimono bonito, un vestido que solo este abotonado en el pecho y deje la tripa al descubierto, una rebeca de crochet o un chaleco.

Me encantan las blusas vaqueras atadas por debajo del pecho que dejen al descubierto la tripa o chaquetas vaqueras que combinen con un top.

Si no tienes top o no es tu estilo, con una blusa nadadora remangada hasta por encima de tu tripa puede ser buena opción.

¡¡Hay muchas ideas!! Lo importante es que estés cómoda y que te sientas tú misma.

Como complementos, puedes pensar en diademas de flores, pañuelos, recogerte el pelo con trenzas o con un moño despeinado de los de: "Arreglada pero informal".

Si es en la playa no olvides traerte una muda de ropa por si te mojas o te ensucias de arena.

4. En el día de la sesión ¡¡No te pongas crema en la tripita!! MUY IMPORTANTE y mucho menos aceites.

5. ¿Qué traer para las fotos?

Pues es bonito complementar las fotos con elementos personales del bebé, como su mejor ecografía, unos patucos, una chupa personalizada, las letras de madera de su nombre, unos globos, o cualquier cosa que se te ocurra y que pueda quedar chula.

6. Solo queda poner tu mejor sonrisa y pasar un buen rato.

Lo pasaremos bien, te lo garantizo. Una sesión así es más que un reportaje fotográfico, es toda una experiencia.

Juntas sentiremos como se mueve tu bebé porque los pinceles los estimulan, tú te relajas con este masaje a color y el resultado final te encantará.

7. ¡¡Y te lo llevas puesto a casa!!

El dibujo se seca y si no lo "manuseas" te puede durar hasta el día siguiente. Tápate el dibujo con una blusa larga o una camiseta (si se mancha sale sin problemas).

Así podrás enseñárselo en persona a tus amigos o familiares.

8. Cuando llega la hora de quitárselo :-(

A todas les da un poco de pena retirarlo, pero tranquila, es muy sencillo. Ni si quiera tendrás que restregar. Lo más fácil es meterse en la ducha, con una pasada de agua se retira fácilmente.

O si no quieres ducharte, con una toallita desmaquiillante saldrá perfecto.

ANOTACIÓN:

Las pinturas que utilizo son Aquacolores, aptas para trabajar en la piel, totalmente inocuas para ti y para tu bebé e hipoalergénicas.

Tapan cicatrices, manchas, estrías y tatuajes.

¿A qué esperas? Reserva tu sesión y no te quedes sin este bonito recuerdo.
















785 vistas