Buscar
  • Nereida Rodríguez

Sesiones de seguimiento de tu embarazo

Actualizado: abr 17



Cuando una espera un bebé todo es emoción, incertidumbre, miedo, ilusiones, sueños. Un cóctel de emociones.

Nos miramos la barriguita esperando a que se comience a notar. A ninguna de nosotras nos crece igual, incluso muchas veces hasta el quinto mes de embarazo es un tanto imperceptible. También depende de si es tu primer o tu segundo embarazo, les he perdido la pista a las que repiten con un tercero, pero también te contarán que es un proceso diferente en cada gestación.

¡Y cada mujer es un mundo!.


Mi primera foto a los 3 meses (12 semanas)



A veces una espera ésa barriguita redondita, y nos crecen antes los muslos, el pecho, o incluso se nos pone una cara de pan de pueblo que mejor no sacarse muchos selfies o asegurarnos de usar algún "filtro" de ésos adelgazantes. O al revés; con 4 meses de embarazo te pueden estar preguntando si ya te queda poquito (éso no sienta bien, tomen nota lectores no embarazados), o a los 6 darte la enhorabuena por tu embarazo gemelar, cuando sólo estás ante la espera de uno. O peor aún, la típico de: ¿Es que nunca te va a crecer la barriga?. O algo así como, ¡¡pedazo barrigón!!.


O lo más de lo más es que te pregunten lo de: ¿Todavía no? cuando ya has dado a luz hace 15 días o un mes.

Sí, hay que guardarse un poquito las expresiones y tener más tacto que una puede estar más sensible de la cuenta. O bien mejor nos reímos un poco, porque todo pasa y siempre volvemos a entrar en nuestros vaqueros favoritos.


Sea como sea, hay que enamorarse del cuerpo de una y más en ése estado, que es amor puro. Y sí, quizá cuando lo vemos de lejos se nos cae la baba y solo de lejos, porque te puede pasar que en pleno octavo mes de embarazo, la retención de líquidos, la celulitis, que tus pechos no quepan en ningún sujetador, o tus pies ya no quieran entrar en tus All Stars favoritas haga que no estén tan de humor con tu silueta.


Les digo por experiencia propia, que da igual cómo te sientas en el proceso, porque el final siempre es maravilloso, y cada día que pasa igual puedes echar de menos ésa barriguita (o ése barrigón) ;-)



Foto a los 8 meses (34 semanas)


Sea como sea el recuerdo del proceso es un SUPER RECUERDO. Es increíble ver la transformación del cuerpo y más el "montaje final".

Mi fotógrafo fue el padre de mi hija, que no es fotógrafo profesional pero era como nos fuimos "defendiendo" en estos casi 10 meses de embarazo (Si, 10 meses. 40 semanas para ser exactos. Aunque seguro que científicamente no serían más de 9 meses y medio. )

Yo le preparaba la cámara, el estudio y él hacía el "click".


Siempre es conveniente hacerlo en estudio, donde las condiciones de luz serán las mismas, respetando el acudir cada 4 semanas. Siempre el mismo vestuario, mismo peinado y misma pose. En la semana 36 es crucial ya que estás muy cerquita de dar a luz. Ésa sesión será más extensa ya que probaremos a hacer distintas composiciones para hacer el final y la foto con tu bebé en brazos.



Foto a los 9 meses (36 semanas) Foto a los 6 días de dar a luz.


A mi por ejemplo no me dió tiempo de hacerme la foto de las 40 semanas. Por eso cada mamá tendrá un número final de fotos diferente.

Los montajes finales pueden ser con otra vestimenta o en desnudo. Por ejemplo como esta foto:



Y sobre todo, el montaje del seguimiento, que siempre podrás tenerla en diferentes formatos, ésta por ejemplo tiene las semanas de gestación que corresponde a cada foto.



¿Te gustaría guardar tu experiencia así?

Lo ideal es comenzar en el tercer mes, justo antes de comenzar tu segundo trimestre, de ésta manera ya hemos pasado la fase "de riesgo" y nos podemos garantizar que nuestro embarazo sigue adelante.


Y sinceramente, ahora que veo las fotos, sí ¡¡mereció la pena!!.


Anímate tú. :-)



100 vistas